El Jardín Indiano

El blog de los comuneros indianos en «El Correo de las Indias»

Grupo de Cooperativas de las Indias

La Europa patricia y nacionalista de la Renta Básica Universal

España, la Europa mediterránea, no pueden pasar a ser una «república de consumidores» individualistas y rentistas que conocen la solidaridad solo desde el presupuesto y solo para connacionales. Esa sería una Europa patricia y nacionalista, atomizada y temerosa, desvinculada del pasado, inerme ante el futuro.

Hazte socio de «El Arte» y haz cerveza

alegoria del trabajo abando
El prefacio de la Constitución de 1931 define España como una República democrática de trabajadores de toda clase que se organiza en régimen de Libertad y de Justicia. Es la primera línea del texto, la declaración de principios sobre la que se asentará todo lo demás. En el trabajo es capacidad de transformación de la Naturaleza, vía de realización personal, fuente de toda riqueza como diría Adam Smith e impulso del progreso. También el sentido social, la solidaridad y la forma de agregar valor. En artículos posteriores, la Constitución establece que «el trabajo, en sus diversas formas es una obligación social»

constitución 1931Cuando diseñas un sistema partiendo de un elemento central todas sus características y relaciones parten de ese nodo central, por lo tanto todas ellas están mediadas por ese elemento. Ahora, cambiemos el elemento central y aparecerá un nuevo sistema, que se ordenará sobre el nuevo principio fundacional. Es lo que ocurre con la propuesta de Varufakis para la creación de una renta básica universal. Nuestra crítica ha sido uno de los posts que más conversación ha generado tanto en su versión en español como en inglés, en nuestro propio blog y la Matriz, y a su manera, en Twitter y Facebook. Analizando los ejes de debate podemos extraer la siguiente conclusión: la renta básica universal supondría el paso de una sociedad organizada sobre el trabajo a una sociedad donde el acceso al consumo es la base de la ciudadanía.

Cuando la Seguridad Social es la base de la ciudadanía

estatua al trabajador malagaEl actual sistema social español se concibe como un sistema de solidaridad que tiene en el trabajo su pieza central. Aunque éste en la nueva Constitución de 1978 pasa de ser un principio fundamental a ser un derecho de los ciudadanos, sigue siendo el factor sobre el que se articula el sistema de protección. Y en su forma de concebirlo, el trabajo tiene una concepción comunitaria. La familia, la primera comunidad a la que pertenecemos, garantiza nuestras coberturas. Hasta que un miembro no acceda al mercado de trabajo, tiene la condición de beneficiario. Una vez trabaja, siquiera por unas horas, obtiene su número de la Seguridad Social, y en función de los ingresos percibidos por su trabajo contribuye al fondo común. El acto de contribuir para que otros también tengan se convierte en el pilar del sistema de bienestar. Es colaborativo, delimita un demos propio que define a «los otros», los jóvenes que se incorporan o los migrantes, como pares que aportan al común, no como competidores por los fondos que reparte el estado.

Una renta básica universal cambia el protagonista social: de la comunidad familiar que produce al individuo «nacional» que consume gracias al estado. El hecho de «ser» (rellenar aquí nacionalidad) es lo que daría el derecho a percibir una renta. Y ese reconocimiento de identidad le compete en exclusiva al Estado. Al establecer esa relación uno a uno con el Estado, único agente que decide quién forma parte y quién no, se va al traste la solidaridad y fraternidad como fundamentos de una sociedad. Se rompe la lógica del aporte a una caja común a través del trabajo, para alimentar el fondo común mediante el consumo, «igualando» la posición de partida con una renta universal.

Pero si no se participa en un sistema de garantía social solidaria, la participación política también decaerá, lo común pasa de ser lo aportado a ser el estado. Estaremos más lejos de una democracia realmente participativa.

La concepción protestante individualista

suiza referendum renta básica universalNo es casualidad que la adopción de un sistema basado en la renta universal se haya gestado en ámbitos de cultura protestante. Para sus promotores, herederos de una tradición individualista, donde las relaciones se establecen bajo un sentido estricto de la responsabilidad personal y se conciben de uno a uno en todos los aspectos, el establecimiento de esta nueva forma de relación entre el ciudadano y el Estado resulta del todo natural. En su impacto social no modifica ningún planteamiento asentado. La comunidad real como red de solidaridad, en el sentido en que se entiende en el mundo católico y musulmán no existe, ni, en muchos casos se entiende.

La concepción protestante del trabajo como un sacrificio, como una obligación necesaria para subsistir, creó la separación de tiempo, estableciendo el tiempo de ocio como el más preciado, y también el más escaso, dada la cantidad de horas que una persona tiene que dedicar a trabajar.

Los partidarios de la renta básica entrevén un mundo de individuos empoderados por no tener que trabajar para sobrevivir. Pero hacen lo posible para no ver que lo que pretenden destruir es un mundo donde lo que empodera es el trabajo, porque es el trabajo el que crea lo común. El mundo de la seguridad social, el mundo heredado del consenso de nuestros abuelos y la Constitución del 31, te hace ciudadano por aportar y define de facto la ciudadanía como una construcción común abierta a todo el que aporte. En el mundo de la RBU, no es tu trabajo, sino la identidad nacional certificada por el estado la que te hace ciudadano y hace de los demás unos competidores por un recurso escaso: la bolsa estatal.

Dos europas, dos mundos

Para la generación expulsada del trabajo empoderador, exiliada del centro de lo social, la Seguridad Social no es el gran fondo común creado por un esfuerzo colectivo e intergeneracional. No haber podido aportar les ha alienado de su significado. Para ellos la Seguridad Social es solo un aparato burocrático desagradable que te pide que demuestres constantemente tu derecho a recibir una prestación. Solo han vivido el sistema como beneficiarios, así que la idea de no tener que justificarse ante un funcionario les resulta liberadora al punto de sacrificar el legado de las generaciones que les precedieron.

principios seguridad socialEl apoyo social y generacional a la RBU es un primer síntoma de hasta qué punto la parálisis del sistema económico provocada por los privilegios de las empresas sobreescaladas socava las bases de la sociedad, la cultura y la convivencia.

Pasar de la Seguridad Social a la RBU supondría pasar de la centralidad del trabajo a la centralidad del consumo. De la abundancia de un sistema donde todo el que aporte es bienvenido a la escasez de la lucha por una renta. De la autonomía de un sistema sostenido por todos los trabajadores, a la dependencia de una partida presupuestaria al albur de una decisión política. Del comunitarismo implícito en el tratamiento de la familia al individualismo de la relación uno a uno con el estado émula de la ética protestante.

España, la Europa mediterránea, no pueden pasar a ser una «república de consumidores» individualistas y rentistas que conocen la solidaridad solo desde el presupuesto y solo para connacionales. Esa sería una Europa patricia y nacionalista, atomizada y temerosa, desvinculada del pasado, inerme ante el futuro.

«La Europa patricia y nacionalista de la Renta Básica Universal» recibió 42 desde que se publicó el Lunes 30 de mayo de 2016 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Natalia Fernández.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Los indianos dice:

    La Europa patricia y nacionalista de la Renta Básica Universal https://lasindias.com/la-europa-patricia-y-nacionalista-de-la-renta-basica-universal España, la Europa mediterránea, no pueden pasar a ser una «república de consumidores» individualistas y rentistas que conocen la solidaridad solo desde el presupuesto y solo para connacionales. Esa sería una Europa patricia y nacionalista, atomizada y temerosa, desvinculada del pasado, inerme ante el futuro.

  2. @lasindias Muy de acuerdo, excepto en lo que me ha parecido entender que los baremos económicos tienen que pasar por unidad familiar y no por persona individual. Aunque una familia como unidad tenga buenos ingresos, el que ingresa puede ser un rácano. Una familia no siempre es un fondo común. También hay maltrato entre parejas casadas, padres que machacan psicologicamente a hijos adultos e incluso hijos que al no poder matar a sus padres, se matan ellos. Creo que sea cual sea el tipo de ingreso, tiene que ser por persona, cada familia es un mundo y hay más de una que está fatal.

  3. @gustavo el subsidio de desempleo, las pensiones de invalidez, jubilación, etc. y la atención sanitaria, que es lo que da el sistema de aseguramiento que llamamos Seguridad Social, son personales.

    La idea es que tienes derecho a ellas en tanto que persona dependiente de un asegurado en la familia: de niño tienes asistencia sanitaria y podrías necesitar una pensión de orfandad.  Pero cuando eres adulto y trabajas, te conviertes en aportante y por tanto en titular de las obligaciones y derechos con los que ganas la cobertura no solo para ti sino para las personas que dependan de ti.

  4. @gustavo Pero vamos, importante es no solo esa idea comunitaria (si uno aporta, se cubre a toda la comunidad familiar) sino sobre todo la idea de aseguramiento. Las coberturas de la Seguridad Social son las prima de un seguro que se financia con cuotas que se pagan con el trabajo que cubren una serie de contingencias, es decir, desgracias: quedarte temporalmente si empleo, sufrir una enfermedad, llegar a estar demasiado viejo como para poder trabajar, perder a tus padres cuando eres pequeño, sufrir un accidente que te provoque una minusvalía que te imposibilite trabajar en mayor o menor medida, etc…

  5. @david @gustavo En efecto, es cambiar la lógica de aseguramiento solidario que supone el actual modelo de seguridad social, donde (i) el aporte de una persona cubre a toda la familia si éstos no trabajan; (ii) los pagos de todos los trabajadores alimentan un fondo que, gestionado por el estado se traducen en caso de necesidad, en rentas sociales (desempleo, enfermedad, incapacidad, jubilación… etc.) Es tan solidario el modelo, que las pensiones no contributivas salen de las mismas aportaciones del trabajo. Como modelo social lo tiene todo: comunitario, solidario, universal con una responsabilidad y una garantía colectiva.

  6. @nat @david Estoy de acuerdo en la tres rspuestas. Creí que señalabas que un problema de la renta básica es que el ingreso sería por persona, pero no había internpretado que por indivualismo no te referias a eso, sino al cómo se ingresa: a cambio de haber trabajado alguna vez, o a cambio de nada.

    A menudo se olvida que un derecho siempre va asociado a un deber. Si tengo un derecho es como una deuda que la sociedad tiene conmigo, que me debe porque yo les he dado la contrapartida de un deber, o se espera que lo haga. Como concepto, la renta basica es un derecho a cambio de nada.

    Hay propuestas más aceptables como la del «trabajo grantizado». No se como se iba a «garantizar» para todo el mundo, pero no me voy a meter ahora en ese berenjenal. Se bararja como opción junto a la renta básica pero, excepto en el objetivo de conseguir un ingreso, conceptualmente no se parece en nada.

    Esto no quiere decir que sea insensible al sufrimiento de tantas personas a mi alrededor, sino que prefiero otras formulas para que todas las familias tengan cena.

  7. @gustavo @nat y la verdad es que resulta rarísimo que no se discuta sobre la reducción de la jornada de trabajo, que ha sido una constante en todos los momentos de cambio tecnológico y que a las finales ha sido el elemento determinante para hacer que el capitalismo fuera inclusivo. Claro, que si lo piensas es lo mismo que decía @nat, que esta generación de políticos de izquierda nunca ha tenido un trabajo «de verdad», su número de SS les vino a la mayoría porque quedaron de vigilantes  en esa guardería en la que se ha convertido la universidad y hablan para un público que no ha podido trabajar, así que lo fácil es verlo todo por el consumo y en vez de posibilitar el trabajo, asegurar un consumo básico y seguramente miserable (pero que genere inflación para que los números cuadren a los banqueros centrales como decía Varoufakis).

  8. @lasindias Lo veo clarísimo. Otra cosa que me andaba dando vueltas desde que empezamos a saber de la renta básica es el argumento de que fomentaría el emprendimiento porque al tener los básicos asegurados cualquiera podría dedicarse a «aprender» primero (ok), «crear» después y finalmente fundar una empresa. Como hemos dicho muchas veces, ahora el capital necesario para crear cosas es muy bajo y lo hace mucho más fácil para cualquiera. Ahora yo me pregunto ¿eso seguiría siendo así con un IVA del 50%? ¿podría «cualquiera» hacer la inversión necesaria para crear un nuevo móvil, un gadget, o montar una fábrica de cerveza casera cuando los gastos se duplican? ¿cómo te compras un ordenador más potente cuando la renta básica te da justo para vivir? ¿es un ordenador más potente considerado un básico? ¿tendrían entonces los más favorecidos más facilidades para emprender y los que tienen solo la renta básica menos?

  9. Albert Vidal dice:

    @david Ya, pero también posiblemente sea porqué no basta (o no tenga sentido hacerlo) reformar el trabajo convencional, como sería reducir sus horas semanales. Como la jornada de 21 horas de la New Economics Foundation… No sé… suena a repartir migajas. A lo mejor en Inglaterra funcionaría un tiempo, pero aquí en la península qué vas a repartir… si trabajando 40 horas cobras con suerte 1000 euros?? Se necesita algo más revolucionario. Como lo que se propone en el Manifiesto, le seguís llamando trabajo porqué el término no tiene sustituto, pero en nada se parece al trabajo asalariado.

    @nat @gustavo

  10. @albertvidal @david @nat La propuesta del Manifiesto es de largo recorrido, y la situación es de emergencia. No pienso que cuento peor, mejor, creo que ambas propuestas pueden coexistir.

    Que cada vez mas gente monte sus cooperativas es mucho más revolucionario que las propuestas “sociales” de las que estamos hablando, pero la reduccion de jornada laboral ha ocurrido siempre (no sin luchas obreras) que ha habido un aumento notable de productividad. Esta crisis actual es de sobreproduccion de libro de texto pero, sin embargo, las jornadas laborales se alargan, bajan salarios y va mas gente al paro. Quien entienda más de economía que yo que me diga si esta vez hay algo tecnico que imposibilite darle la vuelta, pero creo la cuestión de fondo es ideologica y que sería rápido empezar a crecer (porque el neoliberalismo, si lo miras bien, es decrecer)

    Las propuestas de mejorar la seguridad social, reducir jornada laboral (sin merma salarial)y todo son propuestas reformistas, pero creo serían de gran ayuda para millones que no van a montar una comunidad (porque no saben, porque no pueden o porque ni siquiera están capacitados) y tienen que vivir.

    También esta la amenaza del fascismo, que de seguir funcionando así las cosas, no creo que europa se llene de comunidades libertarias, sino de gobiernos nazis.

  11. @albertvidal @david @gustavo La concepción del trabajo se ha ido desgastando hasta vaciarse de significado. Por eso hablamos de la reconquista del trabajo, y ésta no creo que sea viable en un mercado laboral polarizado. Donde el grueso de la oferta está en el trabajo precario, por lo tanto, satisfacción tendente a cero. Pero en el extremo opuesto impera la máxima acaparación posible porque se sabe que la permanencia en el tiempo es corta, luego no hay satisfacción ni realización posible a través del trabajo. Es por eso que creemos que tiene sentido el manifiesto, porque toca plantear otros modelos que permitan optar por formas de vida que fuera del mainstream son capaces de aportar significado y además llevar en lo económico vidas muy dignas.

  12. Albert Vidal dice:

    @gustavo Entonces hazte independentista, lo digo en serio. Es la mejor propuesta reformista que hay encima de la mesa, al menos para los catalanes…

  13. Albert Vidal dice:

    @gustavo igual que en España… Si pones fronteras, donde sean, siempre hay esos otros que te pueden quitar tus prevendas. Si la solución es Estado, entonces yo pongo Estado catalán para los ciudadanos catalanes. ¿o no va así?

  14. @albertvidal Pues me da igual. Ya para lo que me queda en el convento…

  15. @albertvidal @gustavo Hombre, adherir la creación de barreras, da igual quien las promueva, es pegarse un tiro en el pie… no?

  16. @gustavo @albertvidal la reducción de la jornada de trabajo a lo largo de la historia del capitalismo no nació del estado, aunque fue sancionada por él, claro, cuando quedó establecido por el mercado. Porque ¡oh sorpresa! la lucha de clases real -no los golpes de estado o las guerras privadas de grupos más o menos izquierdistas- siempre se dio en el mercado, fue la expresión de la aplicación de la misma lógica que hizo nacer las SAs al trabajo, por eso la principal organización del movimiento obrero fueron los sindicatos, que representaron una contratendencia a su individualización.

    El problema es que la crisis de las escalas afectó a los sindicatos mismos tanto o más que a cualquier otro proveedor de factores de producción. Por eso no tenemos jornada de 20 horas hoy y por eso los incentivos de tantas empresas desde hace bastantes décadas van a reducir salarios antes que a capitalizar/tecnificar y mejorar la productividad del trabajo (subiendo en consecuencia los salarios).

    Sinceramente no sé cómo un estado catalán independiente podría cambiar éso.

    Y efectivamente, el estado no es la solución, sino todavía más dependencia y atomización. Por eso el camino pasa por reagrupar el trabajo haciendo de él otra cosa… y ya nos encontraremos en el mercado con el viejo empresariado pero en todo caso como competidores o clientes, no como patrones.

  17. Albert Vidal dice:

    @david Si hablamos de prestaciones sociales, de sanidad pública, de recursos públicos en general, y a corto plazo, con las cuentas actuales, está claro que el Estado belga tiene más capacidad respecto del Estado español, y ya no digamos respecto del Estado marroquí. En esa línea, un eventual Estado catalán, o un posible concierto económico o soberanía fiscal, nos acercaría más al potencial de un Estado belga que no al español. Y no lo ubico en un marco revolucionario, sino reformista y a corto plazo. No tanto para cambiar nada, sino para retener lo que se pueda y que cada palo aguante su vela @gustavo  @nat

  18. @albertvidal Dijiste que la reducción de jornada era buscar soluciones en el estado -y por tanto algo tan insatisfactorio como la RBU- y te expliqué por qué no lo es. Es puro mercado: nace de tener a un factor trabajo organizado con capacidad de negociación a gran escala. Eso forzaba a los empresarios a tomar riesgos mayores, absorber tecnologías y a las finales aumentar la productividad del trabajo con lo que a medio plazo llevaba a un aumento del salario por hora. 

    Hoy no existe esa fuerza de trabajo organizada. Los sindicatos, una organización de escala, perecieron víctima de la crisis de las escalas aun antes que las siderúrgicas estatales. Por eso no el capitalismo del que tenemos memoria, en las postcrisis bajó salarios en vez de aumentar inversión.

    Así que, vuelvo a preguntarte: ¿un estado independiente, una nueva constitución o un sistema de financiación autonómica diferente van a hacer que el factor trabajo vuelva a tener el poder de negociación perdido? No, es obvio que no. 

    Así que tu respuesta no tiene ningún sentido, me respondes con algo q no tiene nada que ver y que no tengo ningún interés en discutir porque es justamente el lugar donde no existe salida posible. Si la hubiera, siguiendo tu razonamiento,la solución sería mudarnos a Bélgica, no? O «q cada palo aguante su vela» implica que cada uno tiene que estar en la cajita inventada por «su» nacionalismo para él sin salir nunca y pagándole los impuestos a «su» oligarquía?

    @nat @gustavo

  19. Albert Vidal dice:

    @david OK, entonces no me he explicado bien. Yo me refería a las “soluciones de emergencia social” que proponía @gustavo, aunque fueran reformistas servían para salir del paso. Y yo le respondí que para soluciones reformistas a corto plazo yo me quedo con las independentistas. Pero soy consciente que no es ninguna solución universal ni es ninguna salida a largo plazo para nadie, lo mismo que la RBU o el reparto del trabajo asalariado @nat 

  20. @albertvidal @david @nat La Seguridad Social no es estado en el mismo sentido que lo es una jefatura. La controla el estado, pero no es el estado. Durante décadas, las precursoras de la SS fueron las mutuas obreras que, junto con las cajas de resistencia, eran un sistema de seguros y ahorro que los trabajodores hicieron para sí mismos. En una época de gran conflictividad, el estado las absorvió para adminitrarlas, pero venía a ser el mismo sistema. Los gestores eran otros, pero los que aportaban y se beneficiaban eran los mismos.

    Tras una racha reciente de recortes en la seguridad social, resultaron ser ilegales. Los ayuntamientos están temblando desde que prohibieron practicamente todas las contrataciones de personal, pero ese recorte no es ilegal. La diferencia es que los ayuntamientos son el estado y la seguridad social, no, por lo que ningún gobierno puede ponerla a la venta.

    Estaría muy bien que el sistema sanitario se mutulizara (y ganando calidad) y la gestionaran los trabajadores de cooperativas, pero eso no va a pasar en breve. Harían falta muchismo, pero muchismo millones que ahora salen de los salarios de trabajadores en empresas tradicionales.

  21. Albert Vidal dice:

    @gustavo No sé si se puede considerar Estado o no, pero se circunscribe a un Estado y a su territorio. Hay límites nacionales cuando hablamos de la SS. Lo mismo que en la RBU. Hablas de trabajadores, pero lo generalizas como si no hubieran fronteras. Y las hay, y muy bien protegidas. Por lo tanto, estamos dentro del discurso nacional. ¿A que no nos planteamos hacer una SS conjunta con los trabajadores de Marruecos o China? ¿Qué insolidaridad, no? Pues en ese marco insolidario yo digo que soy independentista, pues una SS catalana sería más viable que la actual SS española -por puro cálculo económico. 

    @david En relación a lo de Bélgica. Tengo tres familiares políticos -gallegos- que cobran pensiones suizas. Ahora se han venido todos para Galicia y Catalunya, con una comodidad económica que no veas. A lo mejor no será una solución general, pero personal sí. Les fue bien trabajar en otro país centro-europeo en vez de España, porque haciendo lo mismo ganaban y cotizaban más.

    Claro que delimitar fronteras no lleva a ninguna parte, pero cuando hablamos de la SS y de la RBU ya las estamos poniendo. Yo lo que digo -y me expreso fatal- es que no vale a universalizar discursos que son en el fondo nacionales, y que nos llevan a más nacionalismo, como el que yo he intentado transmitir.  
    @nat

  22. @albertvidal @nat @gustavo Sería estupendo compartir SS con Marruecos o China pero antes tendría que haber un mercado de trabajo unificado y libertad de movimientos. Que lo plantees como algo inimaginable e inaceptable, en fin… me sorprende.

  23. Albert Vidal dice:

    Ep, no he dicho inimaginable e inacceptable…he dicho que no nos lo planteamos… A ver, ¿quien se lo plantea? Alguien lo defiende? Si se propone, yo el primero en aceptar el reto, por supuesto. Pero mientras hablemos de las fronteras españolas, yo voy a meter las catalanas…

  24. @albertvidal Nos lo planteamos nosotros!! Recuerda que la filé -nuestro horizonte- es justamente la apuesta por construir de abajo a arriba un sistema de seguridad social transnacional, base de una identidad colectiva superadora de la racistada nacionalista de una vez, y asociada a la libertad de movimientos para todos. Tu tal vez nos ves nos identificas con Bilbao o Madrid, pero no te olvides que entre los seis tenemos pasaportes de 5 nacionalidades diferentes. Queremos ser la semilla de ese sistema de seguridad social y desde el primer paso somos transnacionales y no compramos la identidad nacional. Cada uno es lo que hace y lo que aporta. No hay otra vela que soportar que ésa.

  25. Albert Vidal dice:

    @david Pero esta propuesta vuestra es algo muy diferente… no creo que pase por unificar la SS de diferentes países concretos como Marruecos y China… como dices es transnacional, o anacional. Es hacer algo directamente en red, pasando de estructuras de Estado. Yo compro esa idea. Mi intención era plantear un condicional, y se lo plateaba a @gustavo cuando dijo lo de la emergencia social en el corto plazo y lo de las políticas reformistas. Yo lo entendí como programa izquierdista, es por eso que le puse delante el condicional: si se trata de eso, de usar el Estado como herramienta, yo soy independentista; si se trata de mantener las fronteras actuales, pues yo pongo las mías, que me salen mejor los números. Pero si lo entendí mal, pues me callo.   

  26. @albertvidal @gustavo La clave de una SS transnacional es la libertad de movimientos de las personas y la gestión autónoma a través de un conjunto automático de reglas. En los espacios donde ya existe SS digna de ese nombre y libertad de movimientos de las personas, su unificación sería lógica. A fin de cuentas es un sistema de seguros y previsión basado en el trabajo y el trabajo es cada vez más móvil, especialmente dentro del espacio europeo e Hispanoamérica. Lo veo como algo convergente con la construcción de la filé como una SS autónoma, transnacional desde el primer día y construida a partir del trabajo autónomo y autoorganizado. Construir un nuevo mundo no es dar valor cero a todo lo anterior y cargárselo, sino salvar lo se pueda de lo que vale mientras se pueda. La SS, ese sistema de autoaseguramiento mutual y masivo del trabajo, es para nosotros lo mejor del viejo mundo. Cargárselo o romperlo sería pegarnos un tiro en el pié.

  27. Albert Vidal dice:

    @david @gustavo Entendo la lógica, pero no caerías en el peligro de aumentar la escala, en unificar la SS de diferentes países?

  28. @albertvidal @gustavo hombre! una cosa es la escala de capital disponible para invertir y otra que las inversiones sean en negocios de gran escala. El problema hoy, con cosas mucho menores que una SS es que los mínimos de inversión tenían -y basicamente siguen teniendo- unos volúmenes superiores a las inversiones productivas rentables (cada vez más pymes y ED). Ese es el cambio que las fintech impulsan: sistemas para invertir en cosas más pequeñas con tickets menores. Si eso es posible -y empieza a serlo- tener un volumen grande solo significaría poder además invertir a largo plazo en cosas que por naturaleza son de gran escala (potabilizar agua, construir carreteras o presas, etc.) y que entran te llevan en muchos casos a regiones en desarrollo en la que los fondos normales no van porque les es más rentable la especulación que la inversión real.

  29. @albertvidal @david No recuerdo el enlace, pero leí sobre el sistema infomático estatal de Estonia y era distribuido! Ello quiere decir existen herramientas para una «SS distribuida» incluso a nivel europeo. No creo que el entorno tecnologico de comunicaciones determine, por si mismo, la organización social, pero sí que consiste en una base material para varias reorganizaciones posibles.

    @albertvidal Perdona mi escepticismo con respecto a una SS de un estado catalán. En catalunya empezaron con los hospitales concertados a la par que en el resto de españa los estaban haciendo públicos. La privatizaciones a medias de hospitales en madrid a partir de la crisis del 2008, en catalunya están haciendolas desde los 80. En cuanto a medidas de emergencia social en general, pues dependerá de quien esté en el poder si llega la hora de hacer un transición a la independencia. El estado estaría constituido de manera muy favorable a las fuerzas que estén en el poder, si en ese momento están los que han estado casi siempre, pues creo que pocas medidas de emergencia. ¿Has pensado que si catalunya se independizara hoy, el propio Sala i Martín podría ser ministro de economía?

  30. Albert Vidal dice:

    @gustavo Bufff, pero aquí has abierto un buen melón… Catalunya lleva casi 40 años de déficit fiscal, de transferir PIB de forma sistemática al resto de territorios sin gozar de los beneficios de la capitalidad estatal de Madrid (funcionarios del Estado, sedes de multinacionales, etc).  Situación que paradójicamente ha sido beneficiosa para la derecha catalana regionalista, que hizo autopistas cuando en el resto del Estado era autovías públicas, que creaba una red concertada de hospitales cuando en el resto del Estado era todo público.. etc. Y eso con la excusa que no había suficiente dinero público para financiarlo porqué “España ens roba”. Lo último, el señor Mas Colell vendiendo media Generalitat con la excusa -real- que Madrid no pagaba. Es que a la derecha catalana le ha interesado mucho y ha promivido hasta donde ha podido el autonomismo victimista, mientras su red mafiosa clientelar y su bolsillo se ha ido llenando. Pero este juego a que nos tienen atrapados se acaba con la independencia. Que vendrá otro juego caciquil? Puesclaro, pero menos perjudicial para la población.

    No me asusta Sala-i-Martin, o me asusta tanto como los izquierdistas de la CUP o Podemos, que quieren estatalizarlo todo. Habrá como siempre supongo la típica balanza izquierda-derecha.  

  31. @albertvidal Hombre, a mí el neoliberal de Sala i Martín me preocuparía de ministro como si ponen a Rapel de ministro de sanidad.

    ¿Cómo es que cambiaría con la independencía? ¿Cómo es que sería menos perjudicial? Hay algo de cierto en las transferencias “a Madrid”, pero el “autonomismo” victimista se convertiría facilmente en nacionalismo victimista. Si te fijas todas la naciones, en su relato, son vicitimas de otra «nacion opresora» o han sido creadas a partir del rechazo a una «nacion opresora». A Catalunya le roba España, a España le roba Alemania y a Europa le oprime Estados Unidos. Y Estados Unidos tiene resentimiento contra la Gran Bretaña opresora y la invaden los Mexicanos y a los Mexicanos les robó Estados Unidos. Y así siempre. Puede a veces haya algo de cierto, pero en el relato se vive como parte de su «esencia nacional». Creo que el caso de Catalunya no iba a ser tan especial. De hecho, la «colonización» de catalunya no la veo. Catalunya no fue anexionada a españa por invasió ¿Que juntar reinos no gustó ni gusta a todo el mundo? Pues claro! A mi tampoco me gusta que basicamente manden los mismos desde hace 500 años, pero eso no fue una invasión. Decir que “los españoles nos están invadiendo” me suena mas a xenofobia. Catañunya tampoco es el caso de la Tierra de Fuego, ni tampoco se puede decir que en el siglo X lo que ahora es Catalunya no fuera un imperio que llegaba hasta la Costa Egea… de imperios hemos estamos servidos.

  32. Albert Vidal dice:

    @gustavo Sala-i-Martín no debería darte miedo si no es con un gobierno con mayoría absoluta de Convergencia, y eso está a años luz de hacerse realidad. Precisamente, Convergència quebró desde que empezó el Procés.   En cuanto al victimismo, podemos fijarnos en Euskadi, otra región industrial donde gobiernan también los nacionalistas de derechas -desde los 80-, pero donde no existe déficit fiscal y casualmente no se ha caído en una actitud victimista, al menos no en el sentido económico. Es lo que tiene el concierto, más allá de izquierdas y derechas. Dudo mucho que allí se requiera de un plan de emergencia social como el que se necesita hoy en Catalunya. E insisto, gobierna la derecha del PNV.  

    Y en relación a los conceptos de “colonización” o “invasores”… no veo que este sea el discurso mayoritario del actual independentismo, que mira más al presente y al futuro que no al pasado, y que plantea la cuestión en base a una asimetría y abuso de poder por parte del Estado español y que reclama el derecho de autodeterminación. Sólo un detalle, las consultas populares que hicimos en 2008-2010, donde votaron más de un millón de personas, partían del censo municipal, o sea, el real de la población, fuesen nacionales o no. Si hay xenofóbia en el movimiento, francamente, más la habrá en las elecciones que tendremos dentro de tres semanas, que excluyen una parte de la nueva población. 

  33. @albertvidal no sé, me parece que tu quieres hablar de la independencia catalana sea cual sea el tema de conversación… y la verdad, no creo que sea un aporte, creo que es una discusión esteril que solo interesa a los nacionalistas (da igual de que nación) y que en este post no entraba ni traída por los pelos 🙂 

    Personalmente además, creo que lo único que podría decir es que seguramente no me mudaría a una Cataluña independiente, pero vamos, tampoco me mudaría a Bélgica que tan buen ejemplo te parecía ni a un cantón suizo, porque mi experiencia con los estados pequeños es que son mucho más controladores y conservadores, hay «más estado para cada uno» y que las ineficiencias provocadas por las rentas identitarias pueden llegar a hacerse muy pesadas en el día a día. Pero vamos, tanto si llega a haber un estado independiente en Cataluña como si no, no creo que la agenda de las cosas que deberíamos hacer los indianos cambiara en absoluto ni que discusiones como esta sobre la renta básica vs la seguridad social descubrieran nuevos argumentos.

    @gustavo

  34. @david No puedo estar más de acuerdo, ni cambiaría nuestra agenda ni aporta nada al debate sobre renta básica vs seguridad social

    @gustavo @albertvidal

  35. Albert Vidal dice:

    @manuel @david A ver, yo introduje el tema independentista sólo cuando @gustavo habló de reformismo y emergencia social, y le respondí a él sin añadir a nadie más, pues entendía que se iba del debate general. Le dije que para reformismos y emergencia social ya había el proyecto de la independencia. Y con él hemos estado hablando de esto, apartándonos de la rama principal del debate. Si esto ha creado ruído innecesario y estéril, puede ser, me disculpo si es el caso. Pero en ningún caso mi obsesión es introducir la independencia en cualquier tema, pues no me hubiera metido en la matriz. 

Pingbacks recibidos desde éste y otros blogs

  1. […] Los intentos de trasladar al estado la función redistributiva de la negociación salarial a través de nuevas instituciones como la propuesta «renta básica universal», son contraproducentes pues fácilmente aumentan la desigualdad y fomentan el nacionalismo xenófobo. […]

  2. […] mascarones de proa bien podrían ser la reducción de la jornada de trabajo como alternativa al nacionalismo inigualitario implícito en la renta básica universal, el [[devolucionismo]] frente al creciente poder de los monopolios de la propiedad intelectual […]

  3. […] de doble filo. La Renta Básica Universal no solo no cumple esa función redistributiva sino que alimenta la captura de las clases trabajadoras por la xenofobia que ha hecho posible el triunfo del […]

  4. […] de las personas. Hay que ensayar sistemas mutuales que aseguren a los nuestros en el caso de que la alianza indigna de un sistema financiero exhausto, una derecha al servicio de los oligopolios y u… universalmente miserable como la que abandera […]

  5. […] de los medios en una verdadera campaña terrorista contra el trabajo. Un año también en el que la irresponsabilidad de Varufakis y otros defensores de la «renta básica universal» estuvieron muy cerca de llevar a […]

  6. […] historia sigue en este magnífico artículo de Natalia Fernández publicado en el blog de los indianos. De lo mejor que he leído en […]

Deja un comentario

El Correo de las Indias es el blog colectivo de los indianos
F-83409656 (Sociedad de las Indias Electrónicas S. Coop.)
F-85220861 (El Arte de las Cosas S.Coop.)
G-84082569 (Las Indias Club)