El Jardín Indiano

El blog de los comuneros indianos en «El Correo de las Indias»

Grupo de Cooperativas de las Indias

De Putin a Clinton pasando por May, Fernández, y Goirigolzarri: la descomposición de las élites y su imposible recambio generacional

La vuelta de la generación que llegó al poder en los noventa muestra la absoluta incompetencia del sistema de reproducción de las élites en EEUU y Europa para crear cohortes de nuevos directivos y políticos que mantengan unos mínimos de cohesión en cualquier ámbito: empresa, estado, sociedad, relaciones internacionales…

Prácticas en las Indias

El otro día, descubríamos un patrón en el largo camino de la descomposición de las élites políticas que va de Gorbachov a Cameron y Sánchez.

javier-fernandezEs interesante que el relevo de Sánchez sea Fernández, un político de la generación que ocupó cargos de responsabilidad durante los noventa. Y lo es porque hay también todo un patrón aquí: obvio en Hillary Clinton, menos evidente en Theresa May pero también presente en otros sectores como la banca intervenida, en el que para enmendar la desastrosa gestión de Rodrigo Rato sólo pudo encontrarse un nombre de consenso: Jose Ignacio Goirigolzarri -ingeniero de la expansión del BBVA hasta la crisis y creador del «libretón», el producto rompedor de la banca minorista de los noventa.

Salvando distancias, el modelo original parece de nuevo ruso: tras los catastróficos años yeltsinianos, Putin representó para millones de rusos la única apuesta, dentro de la élite en el poder, con capacidad para poner en orden a las mafias desbocadas de oligarcas y a las tendencias centrífugas en la organización del estado. No pudo salir sino de la política petersburguesa de principios de los 90.

¿La crisis de las élites encuentra salida en la generación de los noventa?

hillary clintonEl gran cambio es que por primera vez desde el fin de las guerras napoleónicas, las élites se renuevan hacia atrás, evitando el cambio generacional. Aunque parezca suicida, hay algo de racionalidad en ello: si hay una «ley» en los procesos que se abrieron en los noventa es que todo producto de la descomposición la incrementa aun más. No hay que ir muy lejos, ni siquiera hace falta analizar los resultados del gobierno de Orban en Hungría o los cambios que está sufriendo Polonia con su nuevo gobierno, basta ver las campañas de Trump y el lepenismo para comprobar hasta que punto las fracturas sociales se agravan solo al aproximarse al poder los nuevos agentes. Lo que la élite existente parece haber dado por hecho es que todos los recambios que ha preparado en estos años solo pueden ser peores, que cambiar, renovarse, pasar el testigo, solo puede ser contraproducente.

De nuevo, este impulso llega más allá de la política: apunta a los procesos mismos de formación y educación de los grupos de poder en todos los ámbitos. diego-torres-vanityNo es ya que las escuelas de negocio tuvieran que «buscar su alma» tras el 2008 o tener una visión de la empresa más amplia y «social», es que sin salir de España hemos visto a un directivo de una de las fábricas de MBAs más prestigiosas y que más gala hacía de compromiso social, dirigir una de las tramas corruptas más escandalosas de los últimos años, el caso Noos, una trama cuyo descubrimiento público puso en jaque a la mismísima monarquía española.

El balance irremediable es constatar la absoluta incompetencia del sistema de reproducción de las élites en EEUU y Europa para crear cohortes de nuevos directivos y políticos que mantengan unos mínimos de cohesión. Incompetencia que, por cierto, no solo se mantiene sino que se multiplica en las nuevas iniciativas.

¿Y entonces?

clase onfray universidad popular caenSi la «renovación» de las élites comienza con un paso atrás, hacia los noventa, hacia la generación que, estando ahí cuando todo empezó, no fue agente ni ariete principal de la fractura social, es importante que su segundo paso sea reinventar los sistemas de selección y las instituciones de formación de élites: en los partidos, en las macroempresas, en el estado… Bajo la indignación que sigue acampada en la plaza y que se reaviva tras cada nuevo escándalo o juicio, hay una demanda social real que debería impulsarles a hacerlo.

¿Y nosotros, los comunes? Los sindicatos ya no son lo que eran, las universidades populares aun menos, el cooperativismo industrial clásico sufre la crisis de las escalas con aun más dramatismo que las macroempresas… y sin embargo necesitamos, para cambiar las cosas, construir un espacio económico productivo que sepa sacar provecho de la abundancia hoy posible bajo las nuevas condiciones. Y eso requiere un nuevo tipo de «cuadros», de activistas, de «emprendedores». Porque no es lo mismo montar una cooperativa que una «start-up», ni crear una dinámica productiva que una agitación puntual, ni asentar un sistema mutual que una campaña de firmas. Hace falta más profundidad, hacen falta nuevas experiencias. No solo las élites tienen que aprender a formar a sus recambios para enfrentar las consecuencias de la descomposición. Nosotros, tanto o más. Seguramente, mucho más, porque nos jugamos todo.

«De Putin a Clinton pasando por May, Fernández, y Goirigolzarri: la descomposición de las élites y su imposible recambio generacional» recibió 3 desde que se publicó el Sábado 15 de octubre de 2016 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Los indianos dice:

    De Putin a Clinton pasando por May, Fernández, y Goirigolzarri: buscando una salida a la descomposición de la élites en los noventa https://lasindias.com/salto-generacional-descomposicion La vuelta de la generación que llegó al poder en los noventa muestra la absoluta incompetencia del sistema de reproducción de las élites en EEUU y Europa para crear cohortes de nuevos directivos y políticos que mantengan unos mínimos de cohesión en cualquier ámbito: empresa, estado, sociedad, relaciones internacionales…

Pingbacks recibidos desde éste y otros blogs

  1. […] en la fractura social ahondada por la crisis. La élite política parece sencillamente irredimible, atrincherada contra toda renovación de fondo. Y para rematar, las élites universitarias y alternativas, embriagadas por el narcisismo de la […]

  2. […] ni oportunidades de sentir que luchan por una causa común con el resto de la sociedad, como tampoco se les ve muy capaces de renovarse no hay grandes resistencias para aceptar la tesis de que «son» corruptas sin arreglo. Y así, el […]

Deja un comentario

El Correo de las Indias es el blog colectivo de los indianos
F-83409656 (Sociedad de las Indias Electrónicas S. Coop.)
F-85220861 (El Arte de las Cosas S.Coop.)
G-84082569 (Las Indias Club)