El Jardín Indiano

El blog de los comuneros indianos en «El Correo de las Indias»

Grupo de Cooperativas de las Indias

Trump y la trampa apocalíptica

Es común que la angustia que nos produce la posibilidad de un determinado desastre crezca hasta el punto en el que el desastre temido pueda llegar a parecernos liberador… y por tanto paradójicamente deseable.

El futuro aquí y ahora: Keynes, Marx, Dewey, Foucault, Dreikurs, Zamenhof, etc.

trumpToda la prensa del mundo se centra hoy en las elecciones estadounidenses. Las bolsas llevan dos semanas constreñidas por el miedo a la inestabilidad que supondría un gobierno Trump. Si miramos atrás, en prácticamente cualquier país europeo los tres últimos años han pasado en un permanente llamamiento a contener el aliento: la deuda griega, las elecciones portuguesas, las españolas, el referéndum del Brexit… Y en el horizonte las presidenciales alemanas y especialmente las francesas con la amenaza del ascenso lepenista.

Es inevitable recordar «La doctrina del shock», aquel libro en que Naomi Klein relataba cómo el gobierno de Bush jr. cambió las reglas de juego aprovechando el estado emocional creado por la televisión y los medios, que siguió al 11S, el Katrina y la guerra de Irak. También viene inevitablemente a la cabeza «El shock del presente» de Rushkoff, la idea de que el modo de comunicación de masas nacido con la recentralización de Internet va más allá de la cultura de la adhesión y culmina con el colapso de todo relato comprehensivo sobre la realidad y el deseo permanente de un gran apocalipsis final que ponga fin a la angustia de un presente continuo «en el que todo sucede a la vez».

En uno de los primeros hilos de la nueva versión de La Matriz, discutiendo qué pasaría con y tras las elecciones de mañana, Hiram y Steve señalaban el «culto a la ignorancia» y la ambición apocalíptica de los «trumpanzees». Pura cultura de la descomposición: mezcla de rencor contra unas élites que no cumplen su función, angustia frente a un presente incomprensible y legitimación -como compensación por el daño- de los peores sentimientos morales.

Chef tertuliaDice Zizek que un triunfo de Clinton ahondaría esa dinámica pero que la victoria de Trump obligaría a los dos grandes partidos de EEUU a refundarse sobre sus fundamentos. La victoria de los trumpanzees sería un mal mayor pero deseable, el colapso que podría resetear el sistema. A mi me suena demasiado parecido a un discurso de la angustia como para poder ser cierto.

Es común que la angustia que nos produce la posibilidad de un determinado desastre crezca hasta el punto en que el desastre temido pueda llegar a parecernos liberador… y por tanto paradójicamente deseable. Es esa cara de extraña felicidad del tarado que nos cuenta que su novia le dejará inevitablemente porque es más inteligente que él o el deleite del decrecionista que relata como el colapso energético y medioambiental es inevitable e «impondrá» todo aquello que a él le parece deseable.

Ninguna novedad. Es la trampa apocalíptica: ofrece una liberación tan sencilla como falsa ante un presente abrumador, libera de toda responsabilidad al que cae en ella y permite que el miedo se conjure en violencia. Violencia simbólica frente el poder (hace unos siglos contra el «clero corrupto» y los «papistas», hoy contra «los políticos») pero bien física contra «los de fuera» (sean «de fuera» por nacimiento, los emigrantes, o por cultura, como los negros para muchos trumpanzees o los judíos para buena parte de los «despertares» religiosos europeos de todas las épocas).

Así que no caigan en la trampa del presente, no jueguen la angustia que hoy se retransmite en mil canales; recuerden que hoy en día «no hay nada más rebelde ni más a contracorriente, que filosofar».

«Trump y la trampa apocalíptica» recibió 3 desde que se publicó el Lunes 7 de noviembre de 2016 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Es como si el miedo a filosofar y sobre todo a lo que pueda salir de filosofar hubiera creado una especie de psicosis colectiva que vive en una alerta permanente de fin del mundo. Aunque te interesen otras cosas, ese estado de alarma te deja tan agotado que no te da el cuerpo para más.

Pingbacks recibidos desde éste y otros blogs

  1. […] Superiamo la trappola dell’apocalisse: non c’è niente di più ribelle, di più controcorrente che […]

Deja un comentario

El Correo de las Indias es el blog colectivo de los indianos
F-83409656 (Sociedad de las Indias Electrónicas S. Coop.)
F-85220861 (El Arte de las Cosas S.Coop.)
G-84082569 (Las Indias Club)